23 de mayo de 2016

EL QUIJOTE en píldoras

7 "- Ahora acabo de creer, Sancho bueno, que aquel castillo o venta está encantado sin duda, porque aquellos que te tomaron como pasatiempo tan atrozmente, ¿qué podían ser sino fantasmas y gente del otro mundo? Y confirmo esto por haber visto que cuando estaba por las bardas del corral mirando los actos de tu triste tragedia, no me fue posible subir por ellas, ni menos pude apearme de Rocinante, porque me debían de tener encantado. Que te juro por la fe de quien soy que si pudiera subir o apearme, to te habría vengado, y de tal manera, que aquellos follones y malandrines, se habrían acordado de la burla para siempre..."
EL INGENIOSO HIDALGO DON QUIJOTE DE LA MANCHA (Capítulo 18)
Miguel de Cervantes








19 de mayo de 2016

EL QUIJOTE en píldoras

6 “Quiso la mala suerte del desdichado Sancho que entre la gente que estaba en la venta se hallasen cuatro cardadores de lana de Segovia, tres puñaleros del Potro de Córdoba y dos vecinos de la Heria de Sevilla, gente alegre, bienintencionada, maleante y juguetona, quienes, casi como instigados y movidos de un mismo espíritu, se llegaron a Sancho y, tras apearlo del asno, uno de ellos entró por la manta de la cama del ventero y, echándolo en ella, alzaron los ojos y vieron que el techo era algo más bajo de lo que era menester para su obra, y decidieron salirse al corral, que tenía por límite el cielo; y allí, puesto Sancho en mitad de la manta, comenzaron a levantarlo en alto y a divertirse con él, como con perro por carnavales.”
EL INGENIOSO HIDALGO DON QUIJOTE DE LA MANCHA (Capítulo 17)
Miguel de Cervantes.

9 de mayo de 2016

EL QUIJOTE en píldoras

5 “En esto, descubrieron treinta o cuarenta molinos de viento que hay en aquel campo, y nada más verlos don Quijote, dijo a su escudero: - La aventura va guiando nuestras cosas mejor de lo que acertaríamos a desear: mira allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o poco más, desaforados gigantes, con los que pienso hacer batalla y quitarles a todos las vidas. Con sus despojos comenzaremos a hacernos ricos, que ésta es una guerra justa, y es un gran servicio de Dios quitar tan mala simiente de la faz de la tierra.” 
EL INGENIOSO HIDALGO DON QUIJOTE DE LA MANCHA (Capítulo 8) Miguel de Cervantes.